Cuando pienso en la palabra “gratitud”, automáticamente viene a mi mente el Día de Acción de Gracias. Pienso en familias reunidas en torno a una mesa servida espléndidamente expresando su gratitud por todas las bendiciones que han recibido.

Sin embargo, la gratitud es más que una cosa que debemos hacer una vez y ya. La gratitud es la acción de mostrarse agradecido, y es algo que podemos practicar todo el año. Y cuando practicamos mostrando gratitud con frecuencia, los resultados pueden cambiar bastante nuestra vida.

Aquí doy una lista de algunos de los beneficios, sorprendentes e inesperados, derivados de expresar gratitud regularmente.

La gratitud de hecho puede aumentar nuestra autoestima

Robert Emmons, el principal científico a nivel mundial experto en gratitud, tiene algunas perspectivas interesantes acerca de este tema. Ahora bien, hablando honestamente, antes de mi investigación no sabía quién era Robert Emmons, pero después de ver algunos de sus videos en YouTube, ahora soy su fan. Y verdaderamente me gusta lo que dice a este respecto.

En uno de sus videos, Robert enseña que cuando nos sentimos agradecidos, esto de hecho nos puede ayudar a tener un mayor sentido de valía personal. Emmons cree que cuando nosotros específicamente sentimos gratitud por las personas que están presentes en nuestra vida (pensemos en nuestro padre y nuestra madre, en nuestro maestro de primer grado que nos enseñó a leer, en nuestro mejor amigo que conoce todos nuestros secretos y aun así nos aprecia, y así sigue la lista), comenzamos a notar cómo han sido responsables de ayudarnos a llegar justo adonde estamos ahora. Esto a su vez nos ayuda a sentir que somos observados por otros. Como ángeles guardianes humanos.

Y cuando comenzamos a reconocer las contribuciones positivas de otros, esto puede transformar la manera en la que nos vemos, ayudándonos a tener una mayor autoestima.

Nuestro cerebro en gratitud

Los beneficios inesperados de la gratitud: Meditation

Para todos aquellos que tienen un profundo interés en el cerebro, ¿sabían que de hecho la gratitud tiene beneficios fisiológicos? Cuando nos sentimos agradecidos, esto activa ciertos circuitos neuronales en el cerebro, lo que activa una mayor producción de serotonina y dopamina. Estos dos neurotransmisores, responsables de sentimientos de felicidad, entonces viajan por las vías neuronales hacia el centro del “júbilo” del cerebro. Esto crea un sentimiento general de alegría (una sensación de cariño y entusiasmo).

Cuando regularmente nos sentimos alegres en la vida, verdaderamente captamos toda la esencia y la belleza de cada momento.

Si la vida es como una caja de chocolates, la gratitud ciertamente ayuda

Forrest Gump comparaba la vida con una caja de chocolates, pero yo la comparo con un juego de mesa. Algunas veces podemos sentirnos como si nuestra vida fuera como un juego de mesa: entendemos las reglas y tenemos todas las piezas puestas exactamente como queremos tenerlas. Pero entonces, de vez en cuando, la vida hace que los dados no caigan como deseamos. Podemos sentir como si, de repente, alguien hubiese tomado el tablero y lo hubiese aventado, lanzando por los aires las piezas y los planes que nosotros cuidadosamente habíamos dispuesto.

Sin embargo, practicar la gratitud puede ayudarnos a ser más resilientes. En psicología y neurología, la resiliencia es un término que se refiere a la capacidad del cuerpo y del cerebro para recuperarse de los eventos estresantes de la vida, como la pérdida de un empleo o la muerte de un ser querido. De hecho, muchos estudios muestran que la gente que es más agradecida se recupera más rápidamente de tiempos de estrés o de trauma. Existe una vieja metáfora acerca de la resiliencia que podemos aplicar aquí: la gente resiliente es como el bambú en un huracán: se dobla, pero no se rompe.

Existen varias razones por las que éste puede ser el caso; sin embargo, hay una que sobresale particularmente: cuando la gratitud se expresa regularmente, puede darnos una perspectiva adecuada desde la cual podemos ver los eventos negativos de la vida sobre los que no tenemos control alguno. Y tal vez es tan solo sentirnos agradecidos por las duras lecciones aprendidas.

Cómo la gratitud cambió la vida de Oprah

Oprah Winfrey (si no sabe quién es, busque en Google The Oprah Winfrey Show y prepárese para sorprenderse) es un ejemplo de alguien que practica la gratitud todos los días. Oprah ha sido tremendamente exitosa en la vida, incluso en 2013 el presidente Barack Obama le otorgó la Medalla Presidencial de la Libertad. Aun así, a pesar de sus increíbles éxitos y su riqueza, Oprah dice que mostrar gratitud ha sido su logro más importante.

“Hace dieciséis años, comencé un diario de gratitud, y tengo que decir que ha sido la cosa más importante que he hecho”, dice en uno de los episodios de Oprah’s Lifeclass™.

Cada día, Oprah escribe cinco cosas por las que está agradecida. “Uno tiene que ponerlas por escrito, porque las palabras tienen poder”, dice a manera de enseñanza. Incluso las cosas simples como sentir gratitud por las flores frescas o porque alguien te abra la puerta es algo poderoso, en su opinión.

Oprah cree que, si uno practica la gratitud todos los días, comenzará a buscar conscientemente cosas por las que debe estar agradecido, desde el momento en que uno se levanta por la mañana. Esto cambiará todo nuestro día. “Uno se sentirá más vivo y receptivo ante las bondades que llegan a tu vida”.

Y, en última instancia, puede cambiar nuestra vida.

“De lo que tengo certeza es que no importa lo que está pasando en tu vida, si uno se concentra en la gratitud y en lo que tiene, siempre acabará teniendo más, incluso si solo son dos dólares. Pero si uno se concentra en lo que no tiene, nunca, jamás, tendrá suficiente”.

Hacer una lista y revisarla dos veces

Yo decidí seguir el ejemplo de Oprah.

Éstas son las cinco cosas que escribí en mi lista de gratitud antes de escribir este blog:

Me siento agradecido de tener una secadora de cabello. (De verdad, en la mañana derramé mi malteada sobre mi suéter y tuve que lavar la enorme mancha con agua y jabón. La secadora de mano rápidamente secó la parte que lavé.)

  • Me siento agradecido por mi malteada matutina, a pesar de que acabó en mi suéter. Era una deliciosa y saludable malteada de frutas y vegetales. Me siento agradecido por tener una licuadora Ninja Blender para preparar mi malteada.
  • Me siento agradecido por la divertida serie que escucho en audiolibro todos los días durante mis traslados. (Si les gusta la fantasía, échenle un vistazo a la serie Infernal Devices, de Cassandra Clare.)
  • Me siento agradecido por la agradable caminata que hice ayer por la tarde por mi vecindario. Estaba un poco fresco, pero sentía el sol tibio sobre mi rostro y disfruté pisar las crujientes hojas del otoño que estaban en la banqueta.
  • Me siento agradecido por mi trabajo, que me permite escribir contenidos creativos y llenos de significado.

Adiós a la gratitud del Día de Acción de Gracias

Existen incontables maneras en las que mostrar gratitud regularmente pueden cambiar positivamente nuestra vida. A pesar de los tiempos difíciles, la vida puede ser rica y hermosa, y algunas veces todo lo que se requiere es un poco de gratitud para ver simplemente lo especial que verdaderamente es.

Así que, amigos, en lugar de esperar a que llegue el Día de Acción de Gracias para sentirse agradecidos, tomen un cuaderno de notas y comiencen a hacer su lista.

Se sentirán agradecidos de haberlo hecho.

This post is also available in: Spanish

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.